¿Cuál es el vínculo entre la kinesiología y el yoga?

  • por

Recordatorio sobre qué es la kinesiología

La kinesiología holística es una escucha atenta y un diálogo terapéutico con el cuerpo del paciente, que permite detectar la causa prioritaria del estrés, y puede provenir de diversas fuentes (física, emocional, química, energética, kármica). El cuerpo habla en nombre del subconsciente de la persona y ayuda a crear conciencia sobre ciertos bloqueos. El objetivo es estimular los mecanismos fisiológicos de regulación, activación y adaptación necesarios para que el individuo alcance un estado óptimo de salud.

Durante una sesión tratamos de entender por qué se ha instalado el malestar, el bloqueo, teniendo en cuenta todo el universo del paciente, sus sentimientos, sus hábitos, sus antecedentes. Estamos ahí para ayudar al paciente a recuperar el equilibrio y que sea sostenible.
Constantemente nos damos cuenta de las infinitas capacidades de esta increíble «máquina» que es nuestro cuerpo, depende de nosotros saber escucharla, reconocer las señales que nos envía. Escúchate a ti mismo para ser actor de nuestra salud y bienestar.

Como empecé a practicar yoga...

Empecé a hacer yoga hace unos años … muy estresada por mi trabajo en ese momento tenía mucho dolor por todas partes. Nunca tenía  tiempo para mí y el tiempo que tenía para el deporte en general lo dediqué a salir a correr … y muy a menudo no me tomaba el tiempo para estirarme (¡¡¡menudo desastre !!!).
Así que no fue fácil comenzar a practicar yoga con una flexibilidad similar a la del roble y con mi naturaleza bastante hiperactiva y «en movimiento». Comencé a practicar yoga poco a poco y mientras lo practicaba, me di cuenta de todos los beneficios que me traía el yoga; ¡tanto físico como psíquico y sobre todo un bienestar que duró varios días!

Luego di el paso y decidí entrenar en Hatha Yoga en el ashram de yoga Sivananda para comprender mejor las alineaciones en las asanas, la forma de construir una sesión, los vínculos entre la postura y la anatomía y la historia milenaria del yoga. Este entrenamiento fue para mí una revelación, tenía la impresión de que realmente estaba hecho para mí (¡y sin embargo, estaba lejos de ser el más flexible ni el más perfecto en términos de postura!)… Pero fue mucho más allá de eso. El yoga me permitió expresar a través de mi cuerpo físico pensamientos, dolencias del cuerpo emocional y mental.

Redescubrí la globalidad, el arte de construir una sesión teniendo en cuenta todo el cuerpo, como en la kinesiología y en todos los planos del espacio. En yoga también usamos mudras (posición de las manos concretas) que apuntan a objetivos específicos de canalizar el flujo de energía de tu cuerpo, algunos de estos mudras también se usan en kinesiología, otro gran guiño y símbolo de conexión entre estas dos disciplinas del conocimiento del YO. Estudiante eterna, sigo formándome continuamente en yoga y kinesiología, ¡es muy enriquecedor! Y sigo encontrando enormes beneficios al combinar yoga y kinesiología.

Como regla general, incluso diría que los yoguis tal vez estén con menos frecuencia en mi mesa de kinesiología. En general, tengo la impresión de que la práctica regular ayuda a mantener un cierto equilibrio, autorregulación. Además, conocer y escuchar su cuerpo permite darse cuenta rápidamente de que algo anda mal; vienen a mí antes de que se encuentren en un estado de dolor agudo o dolor emocional.

El yoga te permite tomar conciencia de tu cuerpo y su posición en el espacio (esto es propiocepción), más que tomar conciencia de él, también te permite aceptar tu cuerpo, sin juicios. Cuando hacemos una clase de yoga nuestro cuerpo forma un equipo con nosotros, él es nuestro mejor amigo, tenemos que enviarle amabilidad y gratitud en todo momento. Puede sonar obvio pero antes de practicar yoga no me sentía tan unido a mi cuerpo, lo usaba más como vehículo que como compañero.
El yoga nos ayuda a respirar correctamente con ejercicios de pranayama y respiración consciente durante todo el curso. Con el estrés que soportamos a diario, la respiración es nuestro mejor aliado. Permitiéndonos influir en nuestro sistema nervioso (a través de la disminución de la frecuencia cardíaca, que tiene un efecto calmante) y el diafragma (el principal músculo respiratorio a menudo bajo tensión en la mayoría de nosotros).
Las posturas o asanas permiten, gracias al movimiento de las distintas articulaciones del cuerpo acompañado de la respiración, mantener nuestra movilidad y mejorar nuestra flexibilidad. En yoga, existe una noción de alineamientos, establecida para una cierta homogeneidad de la práctica y la seguridad de los practicantes. Sigo pensando que es fundamental ser consciente de que todos somos diferentes (anatómicamente pero también en nuestra historia) y que la misma ubicación no se adapta a todos. Lo importante es estar atento a tus sentimientos y tus límites, tener en cuenta que las posturas deben adaptarse a nosotros y no al revés.
A través de la práctica de todos estos movimientos intentamos calmar la mente (¡conseguir dejar ir nuestras preocupaciones del día!), Reconectarnos con nosotros mismos, sentir. También podemos agregar la secreción de la hormona del placer endorfina, que también tiene un efecto analgésico (reducción del dolor). Dejamos ir.

Aquí hay algunos ejemplos, pero todavía hay muchos otros, cuanto más practicas, más descubres. Sobre todo, confía en ti mismo y confía en tu cuerpo, ¡te dirá lo que necesitas!

Buena lectura, Julie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Julie Saint-Yrieix
Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que realizas en este blog.
Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información
Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@reconocerterapia.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.